CTA Santa Fe

Con violencia y ajuste no hay libertad

La CTA Autónoma provincia de Santa Fe expresa su preocupación ante la ola de violencia que hoy tiene paralizada y militarizada a la ciudad de Rosario. También se solidariza con las familias, compañeros/as y representantes gremiales de los trabajadores asesinados, víctimas directas de esta situación.

Apoyamos las acciones impulsadas por la Regional Rosario de nuestra Central y a los numerosos sindicatos que llamaron hoy a un cese de actividades. Entre otros, ATE, AMSAFE, SIPRUS, AMRA, Recolectores, transporte urbano, docentes univiversitarios/as y estaciones de servicio, han tomado esta decisión.

Además de permanecer en estado de alerta, nuestra Central también exige que se amplíen los comités de crisis, sumando la participación de organizaciones sindicales, sociales y de derechos humanos, para tomar decisiones conjuntas que realmente protejan a toda la población.

“Tenemos claro que no es ‘bukelizando’ la política de seguridad provincial como se va a proteger a las familias y al pueblo”, manifestó la Secretaria General, Claudia Baigorria. “Los gobiernos de los tres niveles deben garantizar el resguardo de la población. Sin embargo, la ausencia de políticas efectivas y el temor de la sociedad han llevado a que Rosario hoy esté paralizada como consecuencia de las políticas de Patricia Bullrich a las que adhiere el gobernador Maximiliano Pullaro”, expresó.

«Su única respuesta es la mano dura y un nuevo desembarco de fuerzas federales en la ciudad. Una receta que ya fracasó once veces antes, porque no se han desarmado los negocios entre narcos, fuerzas de seguridad y empresariado, con la complicidad de políticos y parte del sistema judicial, ni se ha investigado cómo se sostiene el comercio de drogas y el lavado de dinero proveniente de esa actividad”, subrayó.

“Hacen falta otras políticas públicas para frenar este espiral de violencia. La salida debe ser con más inclusión, mejores salarios y condiciones de trabajo, con alternativas que propicien proyectos de vida para las infancias y las juventudes y, fundamentalmente, sin hambre y exclusión», concluyó.

En ese sentido, nuestra Central participará mañana, martes 12, de la Jornada Nacional de Lucha impulsada por la FENAT-CTAA en unidad con todas las organizaciones sociales (CTAT, CGT y UTEP) para seguir exigiendo la declaración de Emergencia Alimentaria. La medida tendrá a Santa Fe Capital y a la Ciudad de Rosario como epicentros en la provincia, donde habrá cortes y actos. El hambre es un crimen y vamos a seguir luchando para evitarlo.

Más noticias